Cambiarte a una nueva casa es un proceso que requiere de mucha logística y trabajo, para que te sea mucho más fácil y lo disfrutes sin mayores complicaciones, te compartimos estos tres consejos para hacer tu mudanza más fácil, ¡descúbrelos!

TEN TODO EL MATERIAL PARA EMPACAR LISTO

Lo primero que debes tener listo son todos los materiales que serán necesarios para que empaques tus pertenencias. Lo más básico es lo siguiente:

  • Bolsas de diferentes tamaños
  • Cajas de cartón de diferentes tamaños
  • Marcadores de aceite
  • Tijeras
  • Cinta adhesiva
  • Hule espuma
  • Plástico

Con esto podrás rotular, empacar y guardar todo sin complicaciones.

PLANIFICA TU MUDANZA CON TIEMPO

Uno de los errores más comunes al realizar una mudanza es querer comenzar y terminar en uno o dos días. Una mudanza lleva tiempo y varios días por lo que es recomendable destinarle al menos una semana para hacer las cosas con cuidado y orden.

DEJA LAS HABITACIONES QUE MÁS USAS HASTA EL FINAL

¿Qué empacar primero, la cocina o la bodega? Por supuesto, lo ideal es comenzar con la bodega pues nada de lo que estará ahí es de uso diario, como sí es el caso de la cocina. Planea tu mudanza por habitaciones para que también así sea más fácil desempacar todo en tu nueva casa.

Además, por supuesto, deberás apoyarte de un equipo de expertos en el servicio de mudanzas. Para ello, en Fletes y Mudanzas Cárdenas nos ponemos a tu disposición, estamos ubicados en Cuernavaca y realizamos mudanzas locales y foráneas, contáctanos.